Para poder emocionar una parte básica es conocer a las personas, conocer a quien se pone delante de la cámara. Sino profundizásemos en las historias personales no conseguiríamos llegar a vosotros, y sin eso las fotografías estarían vacías y no transmitirían nada.

Por eso nosotros no concebimos otra forma de entender la fotografía.

INSTAGRAM